El comer compulsivo se caracteriza por comer una gran cantidad de alimento y perder  el control de lo que comen.

 

Otras características son: la obsesión a la comida y comenzar dietas que se rompen fácilmente y en muy poco tiempo. A diferencia de la bulimia, en este trastorno no hay método de purga.

 

¿Cómo sé que soy comedora compulsiva?

 

  • Ingiero grandes cantidades de comida.
  • Como todo el tiempo y siempre tengo hambre.
  • Después de comer siento culpa, tristeza y desesperación.
  • Nunca puedo seguir una dieta.
  • Las comidas dulces despiertan mucho más mi apetito.
  • La mayor parte del tiempo me siento ansiosa y triste.
  • Sufro depresión y niego que ingiera grandes cantidades de comida.
  • Catalogo a los alimentos por buenos y malos.


El tratamiento es integral, pudiendo ser en consulta externa o en modalidad de internamiento.