Se caracteriza por un patrón alimenticio caótico, con presencia de atracones, acompañados de una sensación de pérdida de control, seguido de una “purga” para bajar de peso: vómito, laxantes, diuréticos y/o ejercicio compulsivo.

 

 

¿Cómo sé que tengo bulimia ?

 

  • Tomo grandes cantidades de agua.
  • Como frecuentemente a escondidas.
  • Voy al baño inmediatamente después de comer.
  • Tengo las mejillas hinchadas.
  • Siento culpa cuando como.
  • Se ha alterado mi menstruación.
  • A veces la comida se regresa a mi boca y no puedo contener el vómito.
  • Me siento más tranquila después de que vomito.
  • Evito comer en restaurantes y con mi familia.
  • Me valoro como persona, dependiendo de mi peso y de lo que como.
  • Gasto mucho dinero en comida o comienzo a tomar todo lo que hay en la despensa.
  • Escondo alimento y/o vómito en diferentes lugares de mi casa.
  • Utilizo otras sustancias o pastillas para evitar engordar.
  • Casi siempre estoy a dieta.
  • Me peso constantemente y mi peso sube y baja con mucha frecuencia.


El tratamiento es integral, pudiendo ser en consulta externa o en modalidad de internamiento.