TRASTORNOS ALIMENTICIOS

TRASTORNOS ALIMENTARIOS ¿EN VARONES? (lun, 11 sep 2017)
Los trastornos de la conducta alimentaria, como su nombre lo indica, son enfermedades cuyas características principales están asociadas a conductas anormales alrededor de la ingesta de alimentos y de control de peso corporal. Son enfermedades con un pronóstico reservado, elevadas tasas de recaída1, secuelas irreversibles2 y gran riesgo de muerte3,1.  Dentro de los mitos que rodean a estas enfermedades, se encuentra la idea de que son enfermedades exclusivas de las mujeres. Esto es incorrecto. Los trastornos alimentarios afectan tanto a mujeres como a varones, sin distinción de edad, peso corporal, estatus socioeconómico o grupo étnico4. Se tenía entendido que las mujeres recibían una mayor presión social hacia poseer un cuerpo delgado, y que esta presión estaría favoreciendo la insatisfacción corporal que conduce a la restricción en la alimentación; siendo esta última, la puerta de entrada a los trastornos de alimentación. Sin embargo, en los últimos años, se ha observado también una fuerte presión hacia la apariencia de los varones. Esto ha llevado a muchos hombres a desear una figura atlética pero delgada, con músculo pero sin grasa corporal. A nivel mundial, hablando específicamente de la anorexia y la bulimia nervosas, podría estimarse que, al menos, la proporción de casos de varones versus mujeres es de 3 a 12; respecto al trastorno por atracón, la proporción se elevaría de 1 a 24. Sin embargo, no podemos decir que los trastornos alimentarios tengan su único origen en el deseo de delgadez. Son enfermedades multicausales, es decir, hay factores biológicos –como el génetico, por ejemplo -, psicológicos, sociales y culturales implicados. El ideal corporal delgado entraría en el último grupo4. En varones, debido a las diferencias diagnósticas como la ausencia de amenorrea como criterio, en un principio, se llegó a confundir con trastornos de personalidad, depresión o trastornos psicóticos. A pesar de las diferencias diagnósticas, los especialistas son capaces de distinguir entre diferentes enfermedades para poder detectar un trastorno alimentario. Se ha identificado que los grupos de riesgo para el caso de los varones serían gimnastas, jockeys, bailarines, patinadores, etc.5. Existen ciertas similitudes en sintomatología y conductas alimentarias de riesgo entre varones y mujeres. El estrés, por ejemplo, parece ser un factor precipitante en común. Asimismo, las conductas purgativas suelen presentarse en frecuencia e intensidad similares entre ambos géneros5. Con respecto a estadísticas nacionales de trastornos alimentarios en varones, es difícil determinar la proporción exacta de varones que se ven afectados por estos desórdenes en comparación con el número de casos de mujeres. En parte, tiene que ver que en general, los hombres buscan con menor frecuencia tratamiento o asistencia médica. Por otra parte, el mito de que los trastornos alimentarios son enfermedades exclusivas de la población femenina podría tener el efecto de un subdiagnóstico en este grupo. Si un varón identifica temor a la comida, restricción de alimentos, conductas purgativas con el propósito de control de peso, realiza ejercicio excesivo con este mismo fin (más de 10 horas a la semana) y/o insatisfacción con su cuerpo, sería recomendable acudir a una valoración multidisciplinaria para determinar si está padeciendo o no un trastorno alimentario. En Centro Zirel, contamos con tratamiento externo para varones, un tratamiento multidisciplinario que te ayudará a mejorar tu autoestima y a controlar tus conductas alimentarias de riesgo. Escribenos a info@anorexiabulimia.com.mx.  www.anorexiabulimia.com.mx REFERENCIAS  Herzog, D.B., Greenwood, D.N., Dorer, D.J., Flores, A.T., Ekebald, E.R., Richards, A. et al. (1999). Recovery and relapse in anorexia and bulimia nervosa: 7.5 year follow-up study. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, 38, 829-837. Bulik, C., Reba, L., Sieg-Riz, A. & Reichborn-Kjennerud, T. (2005). Anorexia nervosa: Definition, epidemiology, and cycle of risk. International Journal of Eating Disorders, 37, 52-59. Agras, S. (2001). The consequences and costs of the eating disorders. Psychiatric Clinics of North America, 24, 371-379.  Academy for Eating Disorders (AED, 2017). Eating Disorders Information. Recuperado el 2 de septiembre de https://www.aedweb.org/index.php/education/eating-disorder-information/eating-disorder-information-2on/ De la Serna, I. (2001). Trastornos de la conducta alimentaria en varones. En E. García-Camba (Ed.).  Avances en trastornos de la conducta alimentaria: Anorexia nerviosa, bulimia nerviosa, obesidad. Barcelona: Masson. /**/
>> Leer más

La Conciencia de enfermedad en los Trastornos de la Conducta Alimentaria, ¿Estoy realmente enferma? (lun, 04 sep 2017)
Escrito por: Terapeuta Raul Romero Díaz  Uno de los objetivos centrales en el tratamiento de las pacientes que presentan un Trastorno de la Conducta Alimentaria, se refiere al trabajo dirigido a lo que se conoce como conciencia de enfermedad, esto significa corroborar si la paciente, tiene la convicción de que padece una enfermedad llamada anorexia o bulimia o algún otro padecimiento correspondiente a un TCA, esta idea parecería un tanto absurda, si nos preguntamos, ¿cómo es posible que una paciente que se encuentra iniciando un tratamiento, no esté plenamente convencida de que presenta un padecimiento?, pero en la práctica clínica se observa con alta frecuencia, que las pacientes no aceptan que muchas de las ideas obsesivas y conductas inadecuadas que forman parte de su vida diaria, hablan de la presencia de un TCA.  Son varios los factores que pueden estar influyendo en la negación de la enfermedad, uno de estos es que a la familia, principalmente a los padres, también les es muy difícil aceptar que su hija esta enferma y en su intento por entender lo que pasa, construyen algunas suposiciones para explicar la problemática, ideas como las siguientes: “son caprichos de la hija adolescente o lo hace por llamar la atención y con el tiempo seguramente esta problemática desaparecerá”, otro factor importante a considerar, es explorar que tan informados están la paciente y su familia acerca de este tipo de padecimientos, sin embargo esto de ninguna manera pretende insinuar que el tener o no información determina la conciencia de enfermedad.  Debido a esta baja o nula conciencia de enfermedad, el psicoterapeuta se encuentra con una paciente que no acepta que efectivamente presenta un TCA y el mantener esta creencia, la lleva a pensar que en el momento que ella decida podrá controlar y cambiar todas las conductas y síntomas relacionados con la enfermedad por sí misma, sin ayuda de nadie, como consecuencia de estas premisas no será necesario estar en un tratamiento para aliviar un desorden de los alimentos.  Por todas estas razones, una parte del trabajo psicoterapéutico deberá enfocarse en identificar ¿cuáles son las causas que impiden que las pacientes no puedan ver lo que es evidente?, ¿cuáles son las razones que las llevan a mantenerse en la situación de enfermedad?, por otro lado será importante también brindar información referente a los graves riegos de salud relacionados con este tipo de padecimientos, otro aspecto relevante, es hacerles ver a las pacientes, que existen posibilidades de recuperarse de la enfermedad, siempre y cuando reciban atención especializada y  se comprometan genuinamente con su tratamiento.  Esta información, es indispensable hacerla extensiva a los padres, con la propósito de irlos sensibilizando en relación a la innegable presencia de la enfermedad y ante los riesgos de salud en que se encuentra su hija, favoreciendo de esta manera la conciencia de enfermedad y por lo tanto la necesidad de recibir un tratamiento médico.  El que las pacientes se mantengan en la inconciencia de enfermedad, por obvias razones resulta un factor desafortunado en el curso de su tratamiento, se presentarán a las terapias y demás actividades, sin convicción y sin el nivel de compromiso indispensable para tratar una enfermedad tan grave. Si durante el proceso las pacientes permanecen con una baja o nula conciencia de enfermedad, incidirá directamente en la falta de motivación para el cambio y en una pobre adherencia al tratamiento y como consecuencia con un pronóstico desafortunado. Si tu crees estar lista para recibir ayuda, hazlo con la conciencia de enfermedad adecuada para iniciar tu proceso de recuperación y escribenos a info@anorexiabulimia.com.mx o bien, llámanos al 5273-6092.   www.anorexiabulimia.com.mx 
>> Leer más

Las dietas de moda y su influencia en la Anorexia (lun, 14 ago 2017)
Por: L.N. Claudia Ramírez González  Mucho hemos escuchado últimamente sobre una enfermedad llamada Anorexia, pero en realidad poco se entiende de la misma. Se habla de que las personas con anorexia son simplemente caprichosas por no querer comer bien, que sólo buscan atención, que eso ni siquiera es una enfermedad, que no es posible que alguien pueda tener miedo a comer, que es una tontería y la lista sigue y sigue y es muy larga. Se habla mucho pero se sabe y se entiende muy poco.  La Anorexia no sólo se trata de no comer, se trata de todas las emociones, pensamientos y conductas que se generan en una persona en torno a la comida, y a veces pasan desapercibidas dichas conductas, debido a "la moda de lo sano".  Esta moda involucra diferentes formas de comer que según la moda se aceptan y aparentemente son lo mejor en su momento. Por ejemplo hacer la dieta de la sopa, en su momento fue una moda y fue aceptada como un método adecuado para bajar de peso por la mala información de la gente que busca un método rápido y mágico para bajar de peso, ahora la moda nos brinda infinidad de dietas como dietas con productos light, las dietas altas en proteína o todo lo contrario, dietas sin proteinas de origen animal como el vegetarianismo o lo último de la moda de lo orgánico y el "veganismo".  Pero en realidad, nada de eso importa y nada de eso es cierto en su totalidad, lo que hace daño no es un alimento por sí mismo, lo que daña en realidad al organismo y daña a la salud mental, es el cómo se consumen los alimentos en cantidad, frecuencia, variedad y balance de nutrientes, por lo que entonces, NO se trata de adquirir una alimentación por moda, se trata de alimentarse bien, y eso pasa si tu alimentación se adecúa a las necesidades físicas del organismo a las necesidades placenteras del paladar, de la mente, del simple hecho de disfrutar la comida, de variar los diferentes alimentos para cubrir todos los nutrientes necesarios para el cuerpo, de concentrarse en las señales del organismo para saber si estamos realmente comiendo bien o no.  El cuerpo nos habla y no lo escuchamos, cuando se te antoja algo dulce es porque necesitas cierta cantidad de azúcar, o si se te antoja algo salado o algo de consistencia más líquida o algo grasoso, todo lo anterior nos habla de una necesidad que el cuerpo requiere cubrir y si no se la das, se va a enfermar en ese momento o con el paso de los años, dependiendo lo que te esté pidiendo.  En el caso de la Anorexia, el cuerpo tiene hambre, tiene sed, tiene necesidad de cierta cantidad de alimentos y no se le dan porque la mente y los pensamientos con respecto a la comida lo impiden, y por tal razón aunque haya desmayos, debilidad, resequedad de la piel, caída de cabello y muchas otras deficiencias que dañan al organismo por dentro y por fuera.  Por lo tanto, hacer una dieta de moda, o adquirir una nueva forma de alimentación por moda, no necesariamente va a brindarnos salud y si puede llevarnos poco a poco a tener conductas de la anorexia como miedo intenso a engordar, miedo a consumir cierto tipo de alimentos, consumo únicamente de alimentos "seguros", baja de peso, en especial de masa muscular al principio, dolores de cabeza, gastritis, entre muchas otras cosas más.  Así que piénsalo bien antes de hacer una dieta porque puede ser el factor precipitante para caer en la enfermedad llamada Anorexia.  Si crees que puedes estar cayendo en esta enfermedad, busca ayuda profesional, psicológica y nutricional para evitar caer antes de que se vuelva un estilo de vida una enfermedad que nunca pensaste tener.  www.anorexiabulimia.com.mx  //
>> Leer más

La Violencia de Género y los Trastornos de Alimentación, ¿Cómo se relacionan? (lun, 07 ago 2017)
Por: Lic. Paulina Aguillón. En la población mexicana existen ciertas ideologías y/o creencias culturales acerca de lo que es femenino y que es masculino, en pocas palabras en  como “debe” ser un hombre y como “debe” ser una mujer, es decir, el hombre es tosco y atrevido y la mujer es modosa y delgada. Estas ideologías y/o creencias rigen al mismo tiempo lo que se define como salud, y que como enfermedad, por lo que un Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA) en una mujer es visto como algo positivo, ya que una mujer para ser exitosa debe ser “delgada y bonita”. El tener estereotipos de lo que se tiene que ser, es una de las agresiones más fuertes que puede existir hacia alguien, ya que hace que se ejerzan conductas de riesgo para lograr lo que se espera de ella y al mismo tiempo estas conductas pasan inadvertidas como la ingesta poco calórica de alimento, exceso de ejercicio, excesos de ingesta de líquidos, entre otros. Es importante entender que un TCA no solo se da en las mujeres que se suelen catalogar como “berrinchudas” solo porque no comen, también es una enfermedad cuya prevalencia en hombres ha aumentado cada vez más, ya que es una enfermedad mental cuya aparición es multifactorial es decir influyen las esferas familiares, personales y sociales, para que esta enfermedad se geste. La misma sociedad, es decir la familia y el grupos de amigos de una persona con TCA  suelen influir en como esta se define como enferma y decide actuar para la atención de los síntomas, y estos permanecerán dependiendo de qué tan comunes o aceptados se vuelven estos síntomas para el grupo. Para poder ayudar a que una persona con TCA se recupere lo importante es observar que actitudes de la violencia de genero ejercen sus círculos sociales más cercanos, para así poder trabajar sobre ellos y permitir valorar la personalidad de esa persona así como dejarla expresar como lo que realmente es, un ser humano con necesidades, gustos, obligaciones, responsabilidades y libertades. /**/ www.anorexiabulimia.com.mx  //
>> Leer más

Metas Inalcanzables? (jue, 23 mar 2017)
/**/ Por:  Lic. Elda Paulina Aguillón Anzaldo Algo que solemos hacer las personas es tener un cierto número de metas en la vida que tienen que ver con lo que esperamos y creemos necesitar, lo cual nos permite trazar un camino que nos llevará a dónde queremos ir. Sin embargo, esto muchas veces se vuelve difícil de realizar o de mantener. La problemática que suele presentarse es que solemos hacer nuestras metas basadas en las expectativas o estilos de vida que el mundo impone, sin ver que es lo que nosotros necesitamos, podemos y queremos alcanzar, por lo que se vuelven irreales e irrealizables, lo cual nos llena de angustia, tristeza, ansiedad y culpa por no cumplirlas y en ciertos casos por no haberlas terminado. Por lo tanto, no existen metas inalcanzables, sino irreales, que no van con nosotros y con el estilo de vida que necesitamos, tenemos y queremos, por lo que hay que detenernos a reflexionar qué deseamos realmente y como vamos a lograrlo, ya que las metas son una guía para mejorar nuestro estilo de vida.  Por ello es importante recordar que somos responsables de lograrlas o no, a partir de la realización de una serie de acciones y cuidados dirigidos hacia nosotros mismos. Para ello, necesitamos distintos elementos de manera personal para poder lograrlo, lo cuales son: -Paciencia -Constancia -Tolerancia -Honestidad con nosotros mismos. -Motivación Es común que alguna de ellas esté fallando o nos cueste trabajo mantener, pero lo importante es no desanimarnos. Si esto sucede, es momento de pedir ayuda con algún profesional de la salud especializado en lo que queremos lograr, para llegar a nuestra meta de una manera saludable, real y satisfactoria. /**/ Recuerda: todos queremos cosas diferentes y tenemos distintas maneras de lograrlo, por lo que trata de no compararte con los demás, ya que eso no da solución y causa estrés, sentimiento de inferioridad y culpa. Mejor, toma tu tiempo para darle sentido a tus metas y se vuelvan alcanzables, ello te ayudará a cada vez ir más lejos. Si deseas ayuda para alcanzar tus metas, puedes contactarnos al 5273-6092 o al 5276-9591 o bien, escribenso a info@anorexiabulimia.com.mx
>> Leer más

El amor a la comida o de la comida al amor (lun, 27 feb 2017)
Por: Mtra. Fátima Leticia García Castro La comida y el cuerpo han estado relacionados desde siempre, por lo que alimentarse se considera un acto de amor propio que a veces se encuentra en el terreno del odio y rencor hacia uno mismo. Entonces, sí la comida es un medio que permite al cuerpo darle los elementos necesarios para funcionar en su día a día, ¿Por qué cuesta trabajo llevarlo a cabo?  Quizá hay momentos en donde la comida más bien se convierte en un medio de castigos y premios que distorsionan el objetivo principal. Por lo que valdría la pena incorporar una visión mucho más comprensiva referente a la alimentación, en donde se pueda transitar por el camino de la aceptación y del trabajo interior que permita llegar al disfrute de la vida y al autoconocimiento. Aquí te dejo algunas ideas que te permitirán identificar sí tienes algún conflicto con tu manera de relacionarte con la comida: *Encubres el miedo a ser tu mism@ con comida *El problema no está en tu cuerpo *El cuerpo no es la causa, es el efecto *Crees que si controlas lo que comes, podrás controlarlo todo *Te evades a ti mismo por planear tus dietas *La evaluación de tu persona esta puesta en como luces *Las emociones son la guía de cuanto debes comer *Las emociones son la guía de lo que no debes comer /**/ Para tener amor y compresión son temas que puedes darte a ti mism@ en todo momento, eres un ser digno y valioso simplemente por estar presente en este mundo. Amate, Valórate, Quiérete. Si te identificas con alguno de los conflictos antes mencionados, puedes escribirnos a info@anorexiabulimia.com.mx para darte orientación sobre lo que puedes hacer para evitar un TCA. 
>> Leer más

Cómo lograr cambios para mantener la salud (lun, 30 ene 2017)
Por: Dra. Rosalía Rodríguez De Elías  Es inicio de año. Tal vez comiences con toda la motivación para realizar los cambios que necesitas para estar más saludable: hacer ejercicio, llevar una alimentación más balanceada, pensar positivamente, etc. Sin embargo, en muchas ocasiones, conforme van pasando los meses, la motivación va disminuyendo y cuando menos te das cuenta ya estás de nuevo realizando aquellos viejos hábitos debido al estrés, la falta de tiempo o desorganización. Para poder tener cambios que se mantengan con el tiempo, te hacemos algunas recomendaciones: 1.Plantea tus metas de manera clara, realista y alcanzable. Si tu meta es ambigua como “llevar una mejor alimentación” o “comer mejor” no será fácil llevarla a cabo. Puedes comenzar por pequeñas acciones y poco a poco ir incrementando la dificultad. Por ejemplo: “esta semana incluiré una o dos porciones de frutas o verduras más en mi alimentación. 2.Elabora un plan de acción. Describe en forma detallada las conductas que tendrás que llevar a cabo para poder realizar tu meta. Por ejemplo, elegir un día y horario para realizar ejercicios de relajación, tiempo que le dedicarás la primera, segunda y tercer semana, etc. 3.Identifica tus recursos. Toma nota acerca de qué necesitas para poder realizar tu meta y cuáles son las posibilidades con las que cuentas. Si no tienes frutas y verduras al alcance será difícil incluir más porciones de éstas en tu alimentación diaria, de manera que será importante que las anotes en la lista del súper. 4.Premia tus avances. Elige aquellas cosas que te harán sentir alegre y mantener el entusiasmo en lo que estás realizando. Tal vez un rico baño de tina después de correr pueda ser un buen ejemplo. Trata de no utilizar comida como premio para no favorecer conductas alimentarias de riesgo. 5.Identifica tus habilidades. Es importante ser realista respecto a lo que puedes lograr. Correr un maratón sin entrenamiento previo sólo provocará que te lastimes, pongas en riesgo tu salud o te frustres. Nuevamente, paso a paso podrás ir desarrollando tus habilidades. Esperamos que te sea útil esta información para que este año que inicia se vea reflejada una mejor salud en tu persona. /**/
>> Leer más

Tips para saber si el nutriólogo con el que acudes es el adecuado (lun, 02 ene 2017)
Por: L.N. Claudia Ramírez. Comienza un nuevo año y con este comienzan nuevos proyectos, nuevos propósitos, pero sobre todo empiezan los pensamientos de "necesito empezar la dieta", "me urge bajar lo que subí en navidad", "ya quiero retomar el gimnasio, quiero bajar la lonja", entre muchos otros pensamientos así.  Desgraciadamente lo que se logra es el desencadenamiento de un TCA.  Los nutriólogos tenemos muchas visitas de personas que desean recuperar la figura que perdieron durante las fiestas navideñas y si no somos cuidadosos, estaremos contribuyendo a detonar conductas de un trastorno alimentario como la restricción, los ciclos de atracón y dieta, e inclusive hasta métodos de purga. Por ello es importante brindar información adecuada. Si estás pensando en ponerte a dieta, en bajar esos kilitos de más provenientes de las fiestas decembrinas, acude con un nutriólogo calificado para llevar a cabo tus propósitos y metas relacionadas con el peso y la imagen corporal, además, monitorea constantemente tus pensamientos y conductas para saber si además requieres atención psicológica oportuna y de esta forma prevenir un posilble TCA.  Te dejo algunos tips para saber si el profesional con el que acudes es un nutriólogo calificado:  1. El nutriólogo debe darte un plan de alimentación, no una dieta restrictiva a la que le quitaron carbohidratos o grasas o proteinas, debe tener todos los grupos de alimento y contar con todos los nutrimentos en un porcentaje balanceado según el objetivo que necesites.  2. El nutriólogo no te dará pastillas ni te alentará a perder muchisimos kilos por semana, simplemente te explicará que puedes bajar de peso de manera paulatina y despacio para evitar el efecto rebote de las dietas rápidas.  3. El nutriólogo te hablará de hábitos más que de dietas, te enseñará porciones correctas de todos los grupos de alimento y te explicará como darte tus gustos aunque tengas que perder peso.  4. El nutriólogo te ayudará a llegar a un peso adecuado, no a un peso por debajo del rango saludable o que se considera "demasiado delgado". 5. El nutriólogo te elaborará un plan de alimentación personalizado, de acuerdo a tus hábitos cotidianos de trabajo, escuela, etc... y te ayudará a evitar los atracones derivados de dietas restrictivas en las que no puedes comer de todo. Así que si tu propósito de año nuevo es bajar de peso, ya sabes como elegir al nutriólogo adecuado para no desarrollar un trastorno de la conducta alimentaria. En Centro Zirel contamos con nutriólogos calificados para cumplir dicho propósito, escríbenos a info@anorexiabulimia.com.mx para mayor información. 
>> Leer más

DEPORTE COMO FACTOR DE RIESGO EN LOS TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA (lun, 03 oct 2016)
Por: L.N. Yubia Nancy Moreno Alcántara La práctica de deporte, sobre todo desde el punto de vista profesional, se puede convertir en un factor de riesgo importante para el desarrollo de un trastorno de la conducta alimentaria, pues en la actualidad, el deporte competitivo tiene una serie de demandas que rayan en el perfeccionismo, lo cual lleva a los deportistas a diferentes prácticas en pro de mantener tal vez un peso determinado o una figura, principalmente delgada. Es así que ciertas prácticas deportivas son consideras como profesiones de riesgo, pues las mismas suelen exigir estar muy delgados, a continuación se enlistan los principales factores de riesgo relacionados con la práctica deportiva, como factores relacionados a la aparición de un TCA: Insatisfacción corporal debida a las presiones a las que son sometidos, en cuanto a la alimentación y/o al peso por motivo de rendimiento deportivo, pues hay una errónea relación entre delgadez y rendimiento deportivo, así mismo la existencia de un estereotipo estético para ciertas modalidades deportivas, como es el caso de la gimnasia rítmica. La especialización cada vez más precoz, en el mismo caso de la gimnasia rítmica, además de requerir un morfotipo extremo, la cantidad de entrenamiento y especialización se da desde edades muy tempranas. La existencia de deportes o modalidades de riesgo, en los que principalmente el peso juega un papel muy importante y claramente esto no debería representar un problema, siempre que se contara con un asesoramiento nutricional adecuado, pero en muchos de los casos, son los entrenadores los que lo brindan y si no es el mismo deportista el que incurre en medidas poco saludables, como el vómito auto inducido, dietas restrictivas, métodos purgantes o deshidratantes. Así se pueden clasificar en cuatro grupos los deportes que suponen un mayor riesgo de desarrollo  de un TCA: Deportes de estética: en éstos se pide estar delgado, además de que esto representa una mayor puntuación ante los jueces, aquí podemos encontrar: gimnasia rítmica, patinaje artístico, nado sincronizado, danza, ballet. Deportes de categoría de pesos: aquí el peso es el que condiciona competir en un categoría u otra, como en: boxeo, judo, lucha, remo, karate, taekwondo. Deportes de gimnasio: en los se busca un gran aumento de la masa muscular, asociado a un descenso de la grasa corporal, por ejemplo: culturismo, aeróbics, fitness.  Deportes de resistencia y reclamo sexual: en los que se pide una gran resistencia física y un cuerpo muy delgado para rendir al máximo, como el atletismo, ciclismo, voleybol de playa (femenino), en donde además encontramos el reclamo sexual, pues las jugadoras se ven presionadas a lucir ropa deportiva muy sugerente. Además, habrá que tomar en cuenta el nivel de competición, pues se ha puesto de manifiesto, que es en los niveles básicos e intermedios, donde surgen los principales problemas de TCA, debido a este empeño por convertirse en deportistas de elite. El Aumento de la actividad física acompañado de restricciones alimentarias y la utilización de métodos poco saludables para la pérdida de peso, resultan alarmantes, pues es el ayuno y el exceso de entrenamiento, son los métodos más utilizados para este fin, y muchos estudios demuestran que en algún punto de su carrera la mayoría de los deportistas han realizado alguno de éstos. Los comentarios despectivos y la misma personalidad deportista, en un ambiente en el que siempre se está bajo la lupa de un entrenador, jueces o mismos compañeros de competición, crean un ambiente demasiado favorable para que se desencadene algún TCA, en este tipo de deportistas.  La familia del deportista, quienes muchas veces fijan en éste, expectativas y metas muy altas, que el deportista se siente obligado a cumplir de cualquier manera. Es por estas razones que cualquier persona que se encuentre realizando algún deporte y más aún si lo realiza de manera profesional, esté bajo la supervisión de un equipo multidisciplinario que esté en constante vigilancia del mismo, de  tal manera que toda la carga no solo la tenga  el entrenador, pues él es el experto en el deporte, pero no lo es en la alimentación o en el manejo psicológico que se le debe proporcionar al deportista. También es importante que en el ambiente en que se desarrolle se tome conciencia del valor de las acciones u omisiones y las consecuencias que éstas pueden traer en la salud del deportista y pedir ayuda en caso de necesitarla. En Centro Zirel, te brindamos apoyo y ayuda en caso de estar en riesgo de un TCA, o estar ya inmerso dentro de uno. Llámanos al 5276-9591 o bien, escribenos a info@anorexiabulimia.com.mx 
>> Leer más

Ilusión o Realidad: los pensamientos en un TCA (jue, 29 sep 2016)
Por: Lic. Paulina Aguillón               (Terapeuta) Usualmente las personas tendemos a ver las cosas de manera diferente y nuestros  pensamientos a veces no concuerdan con lo que estamos viviendo. En algunas condiciones (como los son los Trastornos de la Conducta Alimentaria [TCA]), se percibe la realidad de manera determinada y los pensamientos pueden ser repetitivos, resultando una situación compleja, ya que se puede creer que lo que se piensa es correcto. En los TCA los pensamientos que existen son distorsionados, por lo que se pueden clasificar de manera general de la siguiente forma: - Razonamiento emocional: es creer que algo es verdadero solo porque así se siente y se hacen juicios en base a esto, por ejemplo: si alguien se siente triste, piensa que es una persona que no vale la pena. - Pensando en base a la báscula: el número que aparece en la báscula puede determinar el sentimiento, lo cual hace creer que bajando más o modificando números se encontrará aquello que hace falta. - Comparación social: las personas con este trastorno comúnmente se involucran en compararse con otras personas en relación con su peso, forma, tamaño y apariencia; sin embargo se vuelve problemática cuando pierden en la comparación, ya que eligen usualmente todos los aspectos positivos de la otra persona y todos los negativos de ellas mismas, lo cual genera inseguridad, baja autoestima y una necesidad muy grande de compensarlo mediante conductas que lastiman el cuerpo. - Sentirse gorda: este es un pensamiento alimentario muy común, pero ¿qué significa realmente? La palabra “gorda” no es un sentimiento sino un vocablo que enmascara muchos sentimientos reales y dolorosos, como sentirse triste, sin esperanza, disgustado, rechazado, incompetente, frustrado y devaluado, entre otros. Por ello se vuelve más fácil decir “me siento gorda” a “me siento triste”, porque al sentirse “gordas” es fácil hacer alguna acción para bajar de peso, mientras que se vuelve agobiante darse cuenta del sentimiento y buscar alguna solución que no se sabe si funcionará. - Pensamiento dicotómico: en este tipo de pensamiento solo hay dos categorías: bueno/malo, blanco/negro, sano/ no sano, restringir alimentos/estar fuera de control, eres gorda/flaca, entre otros. - Juicios severos: las personas con un trastorno alimentario por lo general se juzgan de una manera muy severa y se consideran distorsionados estos juicios porque son negativos y poco realistas dando como resultado una baja autoestima, lo que provoca sólo una sensación de mejora si se cambia el peso y la figura. Estos pensamientos se llaman distorsionados porque no corresponden con la realidad del momento o la situación y son ideas que se vienen a la cabeza e impiden ver la realidad última de las cosas. Estas ideas suelen llevarlas al error y eso genera que en esta situación  se tomen medidas extremas para modificar el cuerpo. Así mismo, se puede saber que son distorsionados porque al tenerlos producen una sensación muy grande de dolor, vacío y frustración. La mejor manera de ayudar a una persona con algún TCA, es entender que procesan la información de manera diferente y por eso es conveniente ayudarles a comprender que una idea no es una verdad absoluta y con paciencia mostrarles que los pensamientos que tienen pueden ser irreales. Por ello resulta importante  lograr encontrar un punto de negociación entre lo que piensan y lo que es real. Por último, es vital que estas personas cuenten con ayuda profesional para aprender a identificar y controlar los pensamientos distorsionados. Ello promoverá la modificación de estos, lo cual hará que se puedan sentir mejor con ellas mismas y con los demás permitiendo tener experiencias positivas y placenteras. Puedes encontrar ayuda en Centro Zirel, o bien, llámanos al 5276-9591.
>> Leer más